¿Afecta el tipo de servidor a la carga de mi web? 2020

En algunas ocasiones cuando ingresamos a ciertos sitios web nos topamos en que algunos cargan un poco más lento en comparación de otros y esto sucede debido a que el tipo de servidor donde tengamos alojada nuestra página web afecte de forma negativa la carga de este mismo.

Pero empecemos por lo más básico, ¿qué es un servidor? En otras palabras, un servidor es una computadora conectada a internet que nos provee los recursos necesarios para que nuestro sitio web funcione adecuadamente, supliendo ciertos requerimientos mínimos a los que mes a mes pagamos por el servicio.

Ante este panorama, existen diversos paquetes, precios y modalidades de los cuáles en muchas de las ocasiones adquirimos el plan más barato para economizar, y no es que esté mal del todo, sin embargo cuándo nuestro sitio web empieza a mantener un carga significativa de usuarios, este mismo puede llegar a colapsar o dejar de responder.

Muchos proveedores ofrecen soluciones de un solo click, para que el mismo usuario lo haga de forma fácil, pero estos detalles son los que provocan que las configuraciones no sean las idóneas.

Tipos de hosting y servidores

En todo caso existen diversos tipos de hosting, les comentamos los más comunes:

Hosting compartido (Shared server): Como el mismo nombre lo dice, es un tipo de hosting que son compartidos por miles de cuentas. Al ser un hosting compartido por miles de usuarios estos mismos suelen compartir los recursos con esa cantidad de usuarios, por lo cual genera degradación en la carga de la página web.
Una de las ventajas de este tipo de hosting es que su precio es bastante bajo comparado con los hosting con más prestaciones, además que el uso de estos es relativamente sencillo.

Hosting VPS: Por sus siglas en inglés significa, servidor privado virtual, el cual no es más que una partición de un servidor físico real y que funcione como una máquina independiente. Este tipo de servidor suele ser un poco más elevado, el cual brinda más control sobre él. Sin embargo, suele necesitar conocimiento de servidores para las configuraciones más básicas y tareas recurrentes.

Servidor dedicado: Esta opción es un servidor físico real instalado en una granja de servidores y que posee el 100% de los recursos de este mismo, su precio suele ser mucho más elevado por mes y el control es completamente del cliente. Claro está que los proveedores ofrecen servicios como administración y previa configuración por algún costo adicional.

Entonces; la pregunta real es: ¿cuál tipo de hosting es para mi?

Teniendo en cuenta las pautas anteriores, la elección del servidor dependerá mucho del presupuesto, el tipo de proyecto, y la cantidad de posibles usuarios. Así mismo, la tecnología en la que se desarrolle el sitio web, o aplicación web.

¿Y cómo afecta en mi posicionamiento SEO?

En temas de rendimiento y velocidad de carga Google y los otros metabuscadores son muy concisos en que los segundos que dure cargando un sitio web puede generar o un posible lead o bien el rechazo de este mismo. Esto puede afectar el posicionamiento SEO del sitio web, al ser muy lento no se posiciona de la mejor manera y Google no lo colocará dentro de los primeros resultados.

Recomendaciones

Nosotros siempre nos preocupamos por el rendimiento de las páginas web de nuestros clientes, es por eso que siempre realizamos las valoraciones respectivas con el fin de que siempre exista un rendimiento muy bueno.
Si necesita colaboración en la elección del mejor servidor para su proyecto puede consultarnos en este link